Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Precio de la tierra cae por primera vez en este siglo

Campos perdieron 22% del valor en dólares durante 2015 y quedaron igual en pesos; en Argentina soplan vientos contrarios

 

Soplan vientos de sentidos contrarios en Argentina y Uruguay en lo que refiere al precio de la tierra. Esta semana el diario La Nación reportó que el mercado de alquileres "se recalienta" con aumentos de 10% a 20%. Es solo el precio de los alquileres y no el precio de la tierra en sí.

 

Pero "finalmente, después de tres años de baja, podemos decir que en esta campaña se están recuperando los precios. Las subas varían según las diferentes zonas y aptitudes. Hay zonas donde las subas varían entre 1 qq/ha y 2 qq/ha (100 y 200 kilos de soja/ha) y otras donde rondan los 3 qq/ha y 4 qq/ha (300 a 400 kilos/ha). Esto significa que en porcentajes el rango es amplio y podría ir desde el 10%-20% llegando hasta el 25%-30%", dijo a La Nación, Mariano Maurette, de la división campos de Alzaga Unzué y Cía. y presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR).

 

Según registros de Compañía Argentina de Tierras (CAT), en la zona agrícola núcleo los arrendamientos en la zafra 2015/2016 se ubicaron entre 13 y 16 quintales (qq), entre 1.300 y 1.600 kilos de soja, y este año irán de 1.600 a 1.800 kilos.

 

Según el gerente de producción de Los Grobo, Emanuel Bodega, habitualmente se pactan pagos más escalonados, 30% al principio, 30 % en enero y 40% en cosecha. "El 70% de los arreglos cuenta con un componente variable, donde bonifica el precio en función al rendimiento mediante alguna tabla o disparador", agregó Bodega.

 

La realidad uruguaya

 

Mientras los argentinos suman a la euforia política la generada por el aumento de los precios de la soja, en Uruguay los datos de 2015 mostraron un marcado descenso que por ahora la recuperación de los precios agrícolas no parece capaz de revertir.

 

En Uruguay, el precio de la tierra promedió en el segundo semestre de 2015 los US$ 3.396, prácticamente mil dólares menos por hectárea respecto al promedio que tuvo en el segundo semestre de 2014, cuando había alcanzado el máximo precio en dólares desde que se llevan registros. En la comparación entre los segundos semestres de cada año la baja es de 23%.

 

Considerando que el dólar subió 23% el año pasado, el precio de la tierra quedó prácticamente congelado en pesos en la lógica "punta a punta" del año. En la moneda estadounidense fue el primer ajuste bajista de este siglo. El precio promedio anual registrado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) fue de US$ 3.584, pasó de US$ 3.704 en el primer semestre a US$ 3.396 en el segundo, donde marcó un ajuste fuerte.

 

En términos de precios promedio anuales la baja en dólares fue de 9% y de esa manera la cotización en pesos sube levemente.

 

Una caída que se ve acompañada también de un descenso en la cantidad de operaciones que se concretan, lo que hace que el negocio de la tierra se haya achicado de manera marcada.

 

La compraventa de tierra movía unos US$ 1.000 millones por año en las épocas de fuerte recambio de propiedad entre 2011 y 2013, pasó a significar un monto de US$ 702 millones en 2014 y luego de US$ 632 millones el año pasado (ver gráficas).

 

Como en el fútbol, en el precio de la tierra Colonia es la estrella.

 

Aunque la baja de precios es clara en el promedio, hay diferencias importantes en el comportamiento por departamentos. Como en el fútbol, en el precio de la tierra Colonia es la estrella. De acuerdo a los datos del MGAP, el departamento del oeste ha logrado un récord de precios moviéndose a contracorriente con un precio promedio por hectárea de más de US$ 7.000, la primera vez que se logra un promedio superior a esa referencia en departamento alguno. El departamento vecino de Argentina ignora la tendencia general y sube 28% en dólares para ser por primera vez el departamento de precio más alto por hectárea en el promedio comercializado. Campeones en el campo de juego y en el campo inmobiliario.

 

El precio sube también en Tacuarembó y Treinta y Tres, donde seguramente incide la venta de superficies importantes para la forestación, y asciende más levemente en Rocha y Lavalleja. El analista de la Oficina de Planeamiento y Políticas Agropecuarias del MGAP, Fernando Rincón, explicó cuando fue emitido el informe que algunas operaciones de gran escala en forestación explican las subas de precios. Eso se percibe en el análisis del precio de la tierra de acuerdo a la escala de lo vendido.

 

Por un lado se da un precio alto para campos de pequeña escala, los de menos de 100 hectáreas, que promedian US$ 4.123, algo lógico por la incidencia que tienen las propiedades o la cercanía de centros urbanos, y es destacado el precio de los predios de más de 2.500 hectáreas, que es de US$ 4.539, el segmento de más valor, por la operativa de campos agrícola ganaderos y forestales, explicó Fernando Rincón al programa Tiempo de Cambio de Radio Rural.

 

Las ventas sumaron 176 mil hectáreas en 2015, 2.000 menos que el año anterior pero la mitad aproximadamente de las 371 mil vendidas en 2013, último año de altos precios y operativa. La baja en el precio de las materias primas y particularmente de los granos parece haber frenado el entusiasmo de los inversores. Se concretaron 1.245 operaciones de compraventa, 12 menos que el año anterior. En 2013 se concretaron 1.868 y antes se venía con más de 2.000 operaciones por año.

 

La superficie promedio vendida fue de 142 hectáreas, igual que el año anterior, pero venía de unas 200 hectáreas de promedio en 2013. La mayoría de las ventas fueron de campos pequeños, las de campos menores a 100 hectáreas fueron 73% del total, mientras que se concretaron solo nueve ventas de campos mayores a 2.000 hectáreas y 20 de campos de 1.000 a 2.000 hectáreas.

 

La tierra ha quebrado la tendencia ascendente que mantuvo entre 2003 y 2014. Y de todos modos el promedio de 2015 es el segundo más alto de la historia detrás del que se registró el año anterior. Pero hay pocos indicios como para suponer que los precios puedan recuperarse en 2016.

 

No solo porque el panorama de las materias primas no ha cambiado sino porque además los impuestos sobre la tierra por la vía de cancelar exoneraciones ha subido. Por otra parte, la llegada masiva de argentinos en épocas de conflicto político entre el gobierno y el campo ya no está.

 

Todavía no está el dato de precio de arrendamientos, pero las referencias de la soja indican que en 2015 tiene que haber ajustado a la baja y que posiblemente vuelvan a hacerlo en 2016. Por lo tanto, si la renta esperada de la tierra cae, también debe hacerlo su precio.

 

Ni el auge de años atrás ni un regreso al siglo XXI

 

El precio de la tierra en Uruguay sigue muy lejos de los niveles del siglo pasado y comienzos del siglo XXI. Viene de un promedio de US$ 500 por hectárea, cotización que no volverá.

 

El precio promedio del segundo semestre del año pasado es el más bajo desde 2011, y es posible que la referencia a la que se dirija el precio promedio de la tierra en Uruguay se ubique en el entorno de los US$ 3.000. Es poco probable que cruce debajo de esos precios.

 

El país cuenta con ventajas estructurales que seguirán siendo atractivas para inversores externos: la abundancia de agua, el marco legal estable, la diferenciación de la carne y la posibilidad de articular agricultura forestación y ganadería son algunas de las virtudes que deben sostener un precio estabilizado.

 

Por otra parte la depreciación de la moneda uruguaya irán bajando costos. Para quienes se interesen en Uruguay, el año 2016, especialmente en su segundo semestre pueden ser de oportunidades.

 

El precio de la tierra está indicando que los márgenes del agro y las expectativas se han achicado, algo que también debe ser una señal que trascienda al sector.

 

Observador

Transporte afecta a forestales

Empresas del sector dicen que un flete al Puerto de Montevideo es más caro que a China.

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Carlos Faroppa, aseguró a El País que el mayor desafío que tiene hoy el sector forestal "es mejorar la competitividad". En ese sentido aseguró que la forestación uruguaya tiene "problemas de competitividad industrial y problemas a nivel logístico y principalmente a nivel terrestre", donde pesa mucho la falta de trenes donde transportar la madera que se produce.

 

Faroppa reconoció que Uruguay está teniendo problemas serios en esa materia. "Se modernizó mucho en cuanto a sistemas de cosecha y sistemas de extracción de madera. En eso somos eficientes, pero nos falta eficiencia en el transporte del monte a la planta y de la planta al puerto de Montevideo". El empresario explicó que las fábricas de celulosa sacan su producción vía fluvial. Es una carga de 2.600.000 toneladas que no pasa por las rutas nacionales.

 

En lo interno, las empresas también enfrentan el desafío de "aprovechar más nuestra madera de pinos, donde tenemos stocks excedentes". Uruguay tiene un patrimonio en el orden de 270.000 hectáreas en dificultades.

 

"Si bien se exporta madera de pinos, estamos con problemas para colocar más madera y para encontrar más mercados. Tenemos un stock de madera en los bosques con dificultades de colocación", explicó.

 

El sector forestal aún tiene mucho para crecer en el área explotada y el 80% está certificada. Faroppa dice que la principal limitante para crecer, más allá de los problemas de infraestructura para sacar la producción hacia las fábricas y luego hacia la exportación, pasa "por tener más capacidad para exportación o más capacidad industrial y luego los otros usos de la tierra".

 

El crecimiento de la agricultura que se registró en los últimos años, previo a la caída del precio de los granos, hizo subir los precios de las tierra, empujando a los campos con aptitud ganadera y también a los campos forestales. "Hay tipos de suelo que son de uso para uno o para otro, campos con mayor limitante", dijo Faroppa.

El gremialista sostuvo que los grandes costos de las empresas forestales "hoy están en el transporte terrestre y eso trasciende a las empresas. Por más que se hagan convenios y que las empresas hayan trabajado en todo lo que es caminería departamental, a nivel nacional estamos con problemas más importantes. Sufrimos lo que cualquier producción agrícola del país o cualquier producción ganadera, hoy colocar un contenedor de Tacuarembó al puerto de Montevideo sale más caro que enviar uno desde el puerto hasta China". Esa es una realidad, por más que ahora el sector enfrenta una suba de los costos de los fletes marítimos.

 

También hay casos de algunas empresas madereras ubicadas en el norte del país que también utilizan el transporte ferroviario, pero otras han ido abandonando este sistema.

 

Producción.

Mientras tanto, en el primer semestre, el sector forestal recorrió el mismo camino que el año anterior. La producción de celulosa continuará creciendo un poco más, por precios y por volúmenes y básicamente porque las producciones están afinadas en las dos plantas (UPM y Montes del Plata). Según datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), en 2007 el sector exportó 70.000 toneladas de celulosa por US$ 41 millones y en 2015 colocó 2.410.000 toneladas por US$ 1.229 millones. Globalmente, la cadena forestal exportó el año pasado alrededor de US$ 1.600 millones.

 

En chips y rolos para celulosa, durante el primer semestre, el principal mercado era Portugal y las compras se redujeron mucho, dijo Faroppa. En rolos de calidad, tanto de pinos como de eucaliptos, también se redujo la exportación y el gran mercado es China.

 

"Es de esperar que en el próximo semestre el mercado se recomponga algo más, porque se están negociando acuerdos comerciales generales con China, así que esperamos que ahí haya una mejora en la exportación de rolos", explicó Faroppa a El País.

 

A nivel de los tableros contrachapados, en el primer semestre del año la exportación se mantuvo estable y después de una caída comenzó a mejorar. Para este rubro los compradores son Estados Unidos y México. Cabe recordar que en 2015, llamó mucho la atención la caída del valor exportado en este rubro forestal donde el producto generó US$ 6,7 millones.

 

"Las ventas a México mejoraron mucho a partir del Tratado de Libre Comercio existente con Uruguay, donde también se recogieron beneficios para madera aserrada", reconoció el presidente de la Sociedad de Productores Forestales.

 

Faroppa también dijo que en general, la expectativa para el segundo semestre que está en curso, "es de crecimiento en casi todos los rubros forestales. Estamos esperando algunos mercados de chips para celulosa, porque el precio de la celulosa marcó hacia arriba, pero la madera como insumo no reflejó la misma suba de precios (referente a exportación)".

 

El anuncio de una tercera planta de celulosa, con una inversión cercana a los US$ 5.000 millones abre un camino más que promisorio para el rubro.

 

Las cifras que generó el sector en 2015.

Cabe recordar que en 2015, el sector tuvo una disminución neta de US$ 21,5 millones como resultado de los productos que bajaron su valor contra los dos que lo aumentaron y la celulosa fue la que salvó las cuentas. Según datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), el año pasado la exportación de papel y cartón había crecido 2% en valor (US$ 1,8 millones más), como resultado de una colocación que creció 7% medida en volumen y que enfrentó una baja de 5% en precios. A nivel de madera aserrada el volumen exportado había caído 8% y encima las empresas recibieron menor valor por tonelada exportada, lo que resultó en una baja de la facturación de US$ 7,7 millones en este rubro. Globalmente el sector forestal exportó por un monto muy cercano a los US$ 1.600 millones y es el segundo rubro de exportación del país, detrás del sector cárnico que facturó por encima.

 

El País

Nueva planta de celulosa será la más grande de UPM en el mundo

Desde el centro del país sacará la producción vía tren a través del puerto de Montevideo.

La empresa UPM ya adelantó algunos detalles vinculados a la segunda planta de fabricación de pasta de celulosa que planea construir en Uruguay: será más grande que la que tiene en Fray Bentos, se ubicará en el centro del país y sobre río Negro (quizás en las cercanías de Paso de los Toros) y requerirá una adecuada conexión ferroviaria con Montevideo, que es el puerto por el que saldría su producción. El tema fue analizado ayer en el Consejo de Ministros y hoy se referirá al asunto en conferencia de prensa el presidente Tabaré Vázquez, que esta semana se reunió con autoridades de la empresa.

 

De construirse, la planta sería la quinta de UPM; tiene tres en Finlandia y una en Fray Bentos, que es la de mayor tamaño de todas y que puede procesar hasta 1,3 millones de toneladas anuales. La empresa le pedirá al gobierno que en caso de que la planta se construya pueda hacer uso del régimen de zona franca, que ya tiene la fábrica de Fray Bentos.

 

Algunos detalles del proyecto fueron dados ayer en conferencia de prensa por Jaakko Sarantola, vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios en Uruguay de UPM, quien pidió "paciencia a todos los actores involucrados".

 

En estos días comenzó formalmente el proceso de negociación con el gobierno. Los trabajos de mejora de infraestructura, la tramitación de permisos y los trabajos de preingeniería demandarían entre un año y medio y dos años; lue- go la construcción de la planta demandará entre dos y cinco años, de acuerdo a un cronograma que presentó ayer la empresa.

 

El ejecutivo de UPM enfatizó que el plan de la compañía es que la fábrica pueda incidir en el mercado internacional de la celulosa en la década que comenzará en 2020. El ejecutivo, consultado respecto a si la multinacional estaría dispuesta a financiar las mejoras necesarias, dijo que los trabajos de infraestructura son "típicos" de los gobiernos. "Para la salida de la celulosa se requiere el ferrocarril. El tren es el método más eficiente, seguro y confiable", señaló. Y descartó que se quiera reactivar un proyecto de puerto de "aguas profundas" en Rocha. "Hoy Uruguay tiene un puerto de aguas profundas y es el puerto de Montevideo", sostuvo Sarantola.

 

Con respecto a la infraestructura ferroviaria, están en curso obras para mejorar el trayecto Rivera-Pintado (en el departamento de Florida). En el tramo que va de Rivera a las cercanías de Paso de los Toros "se están realizando los últimos trabajos", dijo a El País el ministro de Transporte, Víctor Rossi. Las obras continuarán hasta los primeros meses del próximo año, señaló Rossi, quien esta semana se reunió con representantes de UPM.

Las obras abarcan 422 kilómetros, a un costo de unos US$ 200 millones y apuntan a subir la velocidad y la capacidad de carga de los trenes. Se están colocando rieles y durmientes, mejorando la señalización, desmalezando la vía y mejorando las cunetas.

 

"Ahora el presidente de la República dará su opinión de lo que se ha conversado y comenzará un trabajo por áreas del cual surgirán las respuestas que todavía no hay", señaló el ministro. Rossi ratificó que aún no está definida la ubicación que tendría la planta.

 

Expansión.

Este mes UPM anunció que invertirá US$ 109 millones para ampliar su planta de Kymi para que pase de procesar 700.000 toneladas anuales a 870.000. Cuando el proyecto esté terminado, a fines de 2017, UPM habrá ampliado desde 2013 en 500.000 toneladas su capacidad global. La fábrica de Pietarsaari puede procesar 800.000 toneladas anuales y la de Kaukas 740.000.

 

Para la eventual nueva planta en Uruguay, si bien Sarantola no quiso dar detalles, probablemente la inversión rondaría los US$ 2.000 millones. La ampliación de la planta en Finlandia y la eventual construcción de una nueva en Uruguay apuntarían al mismo objetivo, la producción de papel tisú, papel de embalaje y cartón.

 

A las instalaciones de UPM en Fray Bentos, inaugurada en 2007, entran cada día 850 personas y trabajan en la planta propiamente dicha unas 200.

 

Entran a la fábrica cada día 400 camiones con madera. La construcción de esta instalación demandó cuatro años y se realizó en 500 hectáreas. Su instalación generó un prolongado conflicto diplomático con Argentina. Recibe como materia prima madera proveniente de 12 departamentos suministrada por unos 350 productores. Si bien la intención primaria de la empresa es procesar eucaliptus, en la nueva fábrica no se descarta usar pinos.

 

El río Negro tiene un caudal adecuado de agua para las necesidades de UPM, dijo Sarantola. "El caudal es el mismo que el del principal río de Finlandia", explicó.

 

A nivel mundial UPM tiene 20.000 empleados. Los precios de la pasta de celulosa tienen una tendencia al alza en el mercado internacional.

 

Hombre clave.

Los planes de UPM fueron presentados en inglés por Jaako Sarantola, un ejecutivo finlandés que tiene más de 35 años de experiencia en el sector. Tendrá la responsabilidad de tratar de poner en marcha la que sería la principal planta de UPM. En 2014 se reunió en Helsinki con el entonces presidente José Mujica para analizar la obra.

 

La zona a reactivar.

El alcalde de Paso de los Toros, Juan José López, define a esa localidad como "una ciudad de funcionarios públicos y de funcionarios públicos jubilados". La principal fuente de trabajo privada, en esta ciudad en la que viven unas 15.000 personas, es un frigorífico que procesa liebres y ovinos, que genera una centena de puestos de trabajo. Paso de los Toros es la segunda ciudad del departamento de Tacuarembó.

 

En la represa de Rincón del Bonete llegaron a trabajar unas 500 personas pero hoy lo hacen solamente 60 por la automatización, y en AFE se desempeñaron 700 pero ahora no pasan de 30, contó López a El País.

 

Dijo que en la ciudad "hay una falta de empleo tremenda, todos los días la gente me pide trabajo", y que la eventual inversión sería bienvenida aunque deberían elaborarse planes de contingencia el día después de las obras" y mejorar la infraestructura en materia de vivienda. La construcción de un parque eólico en el cercano pueblo de Peralta generó 500 empleos, pero ya terminó. "Estamos rodeados por la ganadería, que emplea poca gente. Hay suelos de aptitud forestal pero están más al este, en Zamora, Clara y San Gregorio de Polanco", explicó.

 

López dijo que en Paso de los Toros hay jóvenes de menos de 18 años y personas mayores pero falta la generación que va de 30 a 50 años.

 

Un elemento positivo, agregó, es que ya comenzó la reparación de las vías de Rivera a Pintado.

 

SECTOR DINÁMICO PARA LA ECONOMÍA.

Impuestos por US$ 90: al año.

Un estudio realizado por la firma CPA/Ferrere calculó que la cadena de valor que integra UPM generó en 2015 impuestos por al menos US$ 90 millones. Esta estimación incluye los impuestos de UPM y de Forestal Oriental (que la provee de madera) y las contribuciones de proveedores y contratistas provenientes de seis tributos. De los US$ 1.266 millones que se exportaron de pasta de celulosa desde Uruguay en 2015, US$ 674 millones fueron embarcados por UPM con destino a Europa y China. En lo que va de este año UPM y su competidora Montes del Plata han incrementado los volúmenes vendidos. En los primeros seis meses del año las exportaciones de pasta de celulosa fueron el 14,5% del total.

 

Actividad para zonas deprimidas.

En Uruguay hay aproximadamente 1,5 millones de hectáreas forestadas, mayoritariamente con eucaliptus. Hay unos 4 millones aptas para ser forestadas. Cada año se plantan unas 20.000 hectáreas nuevas y hay programas para hacer compatibles los bosques con la explotación ganadera. Todo el complejo vinculado al sector forestal genera unos 23.000 empleos, en gran medida radicados en zonas del interior que estaban deprimidas. La eventual nueva planta en el centro del país podría disminuir fletes ya que el mal estado de algunas rutas enlentece mucho el transporte de madera hacia Fray Bentos. El sector forestal despegó a partir de 1987 cuando una ley otorgó subsidios para plantar.

 

Fuerte Impacto económico.

Tacuarembó, Durazno, el oeste de Cerro Largo e incluso Treinta y Tres se perfilan como la posible ubicación de la nueva planta de UPM. La inauguración de Montes del Plata (propiedad de la empresa sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco) ubicada en las cercanías de Conchillas, Colonia, explicó el crecimiento del PIB en 2014. Montes del Plata se abastece de 145.000 hectáreas ubicadas en 11 departamentos pero se destacan como proveedores Paysandú y Río Negro. Al igual que la planta de UPM en Fray Bentos, Montes del Plata tiene una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas anuales. La pasta de celulosa es la materia prima del papel.

 

El País

Caminería: El difícil camino para no caer

Para la posible instalación de la tercera planta de celulosa, el Estado invertirá US$ 1.000 millones en la remodelación de 220 kilómetros de infraestructura vial.

El anuncio vuelve a poner de manifiesto el rezago en logística que atraviesa el país y que lo ubica en el puesto 87 de la evaluación que realizó el Foro Económico Mundial en 140 países. El ministro de Transporte, Víctor Rossi, reconoce ese retraso y los organismos internacionales advierten que la inversión actual, que no supera el 1% del PBI, debería alcanzar el 2,4% para el año 2020.

 

Si las carreteras estuviesen en óptimas condiciones, Mauricio Mendy se ahorraría tres horas cada vez que transporta madera desde Arévalo, al oeste de Cerro Largo, hasta las fábricas de Fray Bentos o Conchillas. Los primeros 180 kilómetros que transita, esos en los que recorre caminos vecinales y parte de la ruta 6, le deberían consumir cuatro horas, pero pocas veces baja de las siete. Es una aventura. El asiento acolchonado amortigua el permanente golpeteo que causan los pozos —camuflados los días que llueve— y los troncos saltan de un lado a otro. Cada vez que un auto intenta rebasarlo es un riesgo. Y, además, pierde dinero, mucho dinero en trayectos y horas de trabajo innecesarias.

 

Para 2020, el Banco Mundial fijó con el gobierno el objetivo de reducir 5% los costos operativos de transportar madera desde Tacuarembó hacia Punta Pereira. Casualidad o no, Tacuarembó encabeza la lista de destinos elegidos por UPM para instalar su segunda planta de celulosa en el país.

 

Cuando el presidente Tabaré Vázquez anunció hace una semana la inversión, aseguró que sería necesaria la reparación de 220 kilómetros de infraestructura vial y un desembolso estatal de US$ 1.000 millones. Dejó de manifiesto que, con o sin la nueva fábrica de UPM, Uruguay necesita más que duplicar su inversión en caminería para equiparar el rezago actual.

 

Si en los últimos años la inversión en infraestructura de transporte fue inferior al 1% del PBI, en los próximos cinco deberá alcanzar el 2,4%, recomienda la Cepal. "Hasta el momento se ha invertido poco —en parte por falta de capacidad de financiamiento y porque sigue predominando el dinero público— y mal coordinado". Pero de no revertir la situación, dice el Banco Mundial, "no solo podría desacelerarse el crecimiento —ya afectado por circunstancias exógenas— sino que se podría socavar también la sostenibilidad de los recientes logros económicos y sociales".

 

Es que Uruguay ha venido creciendo a una tasa de 5,2% anual, y ese auge se dio, en buena medida, por la "revolución forestal" y el mercado de granos, por ejemplo el de la soja. Cuando se publicó la ley forestal, en 1988, las carreteras soportaban un movimiento de 5 millones de toneladas por año. Ahora esa cifra se multiplicó por cuatro, de los cuales 5 millones de toneladas son aportadas por la agricultura.

La explosión de cargas en las rutas trajo demoras, accidentes y aumento de precios. La tercera parte del precio de la soja que se transporta desde la zona de cultivo hasta el puerto, por ejemplo, corresponde a la logística; mientras que en Argentina este costo equivale a la cuarta parte del precio.

 

En los 11 años que lleva como transportista de carga, Mendy ha sido testigo de esta revolución forestal y sojera y, en consecuencia, del paulatino deterioro de la infraestructura vial. Los camiones de 45 toneladas como el suyo, se hicieron una imagen frecuente en las rutas y también se hizo habitual ver a obreros reparando esos caminos. Pero el esfuerzo parece estar lejos de lo aconsejable. "Aunque las rutas nacionales siguen estando calificadas en cuartos (un cuarto en buen estado, uno en muy bueno, uno regular y otro malo), debo reconocer que han aumentado los pavimentos malos", señala el ministro de Transporte, Víctor Rossi. "Durante los últimos años hemos perdido mucho tiempo", admite, y ahora "se está intentado recuperar lo perdido". De ahí que sea insuficiente para contrarrestar el retraso los US$ 180 millones que el Estado destinó a obras de vialidad en 2015, según la Rendición de Cuentas que está a estudio.

 

En ruta.

Si fuera una clase de Biología, Montevideo es el corazón del país y desde allí salen las principales arterias que son las rutas de la 1 a la 9, en una cuenta que va de oeste a este. Con excepción de las carreteras 4, 6 y 7, que están obsoletas o en estado ruinoso, las restantes son las de mayor relevancia para el movimiento y las que, según datos del propio Ministerio de Transporte, están en mejores condiciones.

 

El problema está, según los analistas, en los vasos capilares: aquellas rutas transversales, más pequeñas, que conectan a las grandes arterias con los pueblitos y los lugares de extracción de la materia prima. Pero como sucede con el sistema cardíaco, la falla en alguna ramificación, por más pequeña que sea, ocasiona un infarto que lesiona a las otras partes.

 

En las rutas secundarias y terciarias no era necesario demasiado mantenimiento, dice Rossi. "Pero ahora, con los camiones de 45 toneladas, se deterioran hasta desaparecer". Mendy es testigo de que se bachea y el pozo vuelve a formarse a los pocos días.

 

El ejemplo más emblemático es la ruta 55 que va hacia Montes del Plata: vivió 35 años sin que un vecino reclamara; con la llegada de los camiones de gran porte se destrozó, se reparó y se volvió a destrozar.

 

Esta situación extendida a otras ramificaciones (como las rutas 21, 24, 12, 54, 57 y que coinciden con los llamados a la participación público-privada) sitúan a Uruguay en el puesto 95 de 140 países en la evaluación de infraestructura de carreteras que realizó el Foro Económico Mundial a comienzos de este año.

 

La CAF aprobó el martes una operación por US$ 80 millones para la reconstrucción de rutas menores. Según la directora representante, Gladis Genua, "hay poca previsión para este tipo de caminos".

 

Para el ex ministro colorado Lucio Cáceres, "falta una planificación a largo plazo y un análisis de qué materiales usar". Antes, recuerda, las intendencias colocaban 20 centímetros de balastro en lugar de 50". Más del 40% de los caminos de Uruguay son de esta composición "que no soporta el peso requerido ahora". Antes, recuerda Cáceres y reafirma Rossi, "había quienes quitaban unos centímetros de cada lado de la construcción y así ahorraban mucho dinero". Pero, según Alejandro Ruibal, director de Saceem, una de las principales empresas constructoras en el nuevo régimen de asociaciones público-privadas (PPP), "no hay manera de que el privado se haga el vivo porque es quien asume el riesgo y debe mantener la obra por los próximos 20 años".

 

Las nuevas rutas se están haciendo, en su mayoría, en hormigón porque es un material resistente que tiene toda la materia prima en el país. Dado que en Uruguay los caminos ya están trazados y no hay que expropiar nuevas tierras, un kilómetro a nuevo ronda el millón de dólares.

 

"Es un precio más económico que en el resto de América Latina", dice Cáceres. Pero según un informe del portal Infobae, la región ya es "siete veces más cara que Europa". ¿La explicación? "El mecanismo por el que se asignan las obras, cierta corrupción y el sobreprecio por detalles que surgen en el momento". Cáceres estima que el famoso "ya que estamos agregamos tal costo", en las carreteras, no elevaría el precio más de un 10%.La Dirección de Vialidad tiene inspectores a cargo y "falta una decena de nuevos ingenieros" para completar ese plantel de fiscalización, dice Rossi.

 

Otros caminos.

La intención de UPM es que la posible nueva planta saque su producción en ferrocarril hacia el puerto, dio a entender Jaakko Sarantola, vicepresidente senior de Desarrollo de negocios en Uruguay. Pero es en este tipo de infraestructura que el país quedó más rezagado.

 

Hoy solo el 1% del movimiento interno de carga se ejecuta en tren. Así como el tonelaje en camión se cuadriplicó en 30 años, en el ferrocarril cayó a la mitad. Y parte de la explicación, o la consecuencia, es que casi la mitad de las vías, 1.463 kilómetros, están inactivas. Uruguay ocupa el puesto 108 de 140 países en la calidad de esta infraestructura, según el Foro Económico Mundial. Es decir: ocho de cada 10 países evaluados, incluyendo la región y naciones africanas, están mejor puntuadas.

 

El ministro Rossi entiende que el estado del ferrocarril ha "tocado fondo" y que lo que viene es época de "auge". De hecho la celulosa, al ser un producto que se mueve todos los días y no por zafra, puede reactivar algunas líneas.

 

Pero la salida de la mercadería por el Puerto de Montevideo, como se especula, trae otras interrogantes. El tren tiene entrada al puerto en la zona cercana a la calle Colombia. Según la carga que se estima, debería haber posibilidad de mover "3.000 millones de toneladas", dice Fernando Puntigliano, expresidente de la Administración Nacional de Puertos.

 

Por la extensión del ferrocarril, señala el exjerarca, "hay que fraccionarlo" y construir galpones para la carga. El espacio está: hay más de 70 hectáreas de puerto y otras 10 de la zona de la Estación Central de AFE. Habrá que hacer un viaducto, ya planificado, para mejorar el tránsito en los accesos. Y una planificación modelo, dice el ministro Rossi, como se hizo en la Interbalnearia frente al Aeropuerto. Ahí hubo un mapa de ruta.

 

El País

El precio de venta de la tierra bajó entre 10% y 15%

Según Agroclaro, en base a datos de Colonización hay avances de predios ganaderos y forestales sobre los agrícolas.

 

Este es un año muy particular con varios factores incidiendo en el sector agropecuario, como la baja del precio de la leche y granos, la situación política en Argentina y Brasil y el fortalecimiento del dólar”, comentó el Ing. Agr. Nicolás Clement, socio de la consultora Agroclaro. “Lamentablemente los datos de la dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) de compra ventas y arrendamientos de campos registrados durante el año 2015 no han sido publicados aún, siendo la información de 2014 la última disponible”, agregó.
Por otra parte, el Instituto Nacional de Colonización (INC) publica mensualmente la información de los campos que le son ofrecidos por ley, incluyendo los padrones, departamento, monto, etc. de cada uno, lo que permite analizarlos y concluir sobre su precio. Vale recordar que los campos que pasan por Colonización deben tener más de 500 hectáreas Coneat 100. Según la información que procesó Agroclaro, durante 2015 y en términos de dinero, la operación de menor monto fue por US$ 1.800.000 en tanto la mayor fue por US$ 31.300.000.
Debido a que DIEA se basa en el los datos de la Dirección General de Registros, el área de las compra ventas que publican suele ser mayor a la informada por el INC, en tanto el precio de los campos ofrecidos al INC es en promedio superior al valor reportado por DIEA.
“Los datos del INC son sumamente relevantes ya que es sabido que los campos son heterogéneos y los precios también; por ejemplo en Río Negro se vendieron seis establecimientos que totalizan 8.359 hectáreas con un valor promedio ponderado de US$ 5.100 por hectárea. Sin embargo, los valores de cada uno de estos campos fueron muy distintos, abarcando un rango desde los US$ 3.300 a los US$ 10.000 por hectárea. Es por ello que el análisis de cada venta nos permite determinar parámetros que luego utilizamos en las valuaciones de cada campo”, comentó a su vez el Ing. Agr. Juan José Fossati, integrante de la consultora. “Además para nosotros también es relevante la información de remates judiciales, que representan habitualmente el precio mínimo al cual se realizan transacciones”, comentó.

ARRENDAMIENTOS. Existe información oficial de arrendamientos publicada por DIEA semestralmente pero tampoco ha sido emitida a la fecha la correspondiente al 2015. Los datos disponibles son de agentes del sector así como licitaciones y llamados a precio.
Según los directores de Agroclaro, durante 2015 “tuvimos a la lechería y la agricultura, que se caracterizan por desarrollarse en los suelos más productivos, con una baja importante en el precio de venta de sus productos. Recordemos que la leche pasó de valer US$ 0,37 a principios de 2015 a US$ 0,26 a fin de año”.
Por otra parte la soja, que fue durante los últimos años el motor de la agricultura, dejó atrás los valores superiores a los US$ 400 la tonelada y en estos días cotiza en el eje de los US$ 300. Con el trigo ha ocurrido algo similar, donde los valores actuales son de US$ 150 la tonelada, viéndose que también el arroz ha tenido una baja en su precio, siendo el valor provisorio del acuerdo entre la Gremial de Molinos y la Asociación de Cultivadores de US$ 11 por bolsa de 50 kgs.

RETORNO. La ganadería y la forestación han podido volver a zonas con suelos de mayor productividad ante la retirada de la agricultura y lechería. El precio de los ganados tuvo oscilaciones importantes en los precios a lo largo del año, con un pico en la pos zafra que alcanzó los US$ 3,8 por kilo en cuarta balanza para los novillos y US$ 3,4 para la vaca, y valores mínimos en la zafra de otoño que se ubicaron en US$ 3 y 2,65 respectivamente.
En contraposición, el peso uruguayo se ha depreciado favoreciendo a este sector que genera productos que se venden en dólares con costos en pesos uruguayos, cuya importancia relativa varía según el rubro.
Sobre el valor de los arrendamientos, Clement opinó que “refleja el valor de los productos generados y son sin duda relevantes, ya que tienen una relación directa con el precio de los campos. Estas dos variables tienden a alinearse ya que tienen implícita la rentabilidad de la inversión en tierra”.
En la gráfica 1, se puede apreciar el análisis realizado para los campos ofrecidos al INC en 2015 contrastando valores de rentas estimados por Agroclaro en función de las características de cada campo y rentas de mercado con el precio de la tierra.
“Este análisis lo realizamos todos los años y deja en evidencia la importancia de la productividad en el valor de los campos. El análisis de la información de arrendamientos y ventas de campos de DIEA también confirma la correlación entre estas dos variables para los últimos años”, aseguró Clement.
En este sentido, están también disponibles los datos de FUCREA para el ejercicio 2014-2015 donde las empresas ganaderas tuvieron una rentabilidad de 1,7% y las agrícolas 1,3% con bajas importantes respecto al ejercicio anterior. Los resultados de las carpetas verdes del Plan Agropecuario tienen implícito además el efecto de la seca a comienzos del 2015 y también registraron menor rentabilidad en el último ejercicio.
Como se aprecia en la gráfica 1, en algunas ventas ocurre que no cumplen con la correlación general entre productividad del campo y precio; esas operaciones suelen ser campos sobrevaluados por ser turísticos, contar con cascos e inversiones importantes o tener ubicaciones destacadas. Por otra parte, precios inferiores de la tierra suelen deberse a campos con contratos de arrendamientos vigentes, con limitantes de accesibilidad, etc.
La baja en los precios de los arrendamientos ha sido dispar en función de la zona del país y el uso del suelo. Por ejemplo, zonas agrícolas alejadas de los puertos, con limitantes de logística, han retornado a la ganadería con valores de rentas inferiores. Por otra parte los nuevos contratos agrícolas se realizan por menor cantidad de kilogramos de soja y con un valor del mismo inferior al de años anteriores, redundando en una renta en dólares sensiblemente inferior.

MERCADO DE TIERRAS. Según Fossati, “la información disponible demuestra que se ha consolidado la baja en el precio de los campos que se había vislumbrado a mediados del 2015; ya en julio se registraban algunas operaciones concretadas a valores inferiores a los esperados. Importa destacar que generalmente el segundo semestre y especialmente sobre fin de año se suelen agrupar la mayor cantidad de operaciones. Es así que varias ventas se registraron entre julio y diciembre y confirmaron la tendencia a la baja en los valores”.
Comentó que “si bien se trata de pocas operaciones, los valores de las ventas registradas durante el año pasado son en casi todos los casos inferiores a los esperados en función de los precios registrados en el período 2013-2014, en el cual se alcanzó el valor máximo de los mismos. Recordemos que el precio de la tierra en Uruguay ha venido en aumento durante los últimos años y registró valores máximos en el período 2013-2014. Ver gráfica 2. Actualmente el mercado se encuentra con muy pocas operaciones y con menor interés de parte de los inversores. De hecho, varios grupos se han retirado del país o disminuido el volumen de su actividad. Esto determina que quienes compran buscan al día de hoy oportunidades con precios inferiores”.
“Durante el año hemos visto situaciones muy diversas; hubo casos excepcionales en los que los campos se han vendido a precios altos hasta otros donde existieron quitas importantes de hasta 30% al compararlos con valores del período 2013-2014. En términos generales, podemos decir que los valores de las ventas registradas es en promedio entre un 10 y un 15% inferior al del año anterior, con importantes variaciones según orientación productiva y zona del país” según Fossati.
Al momento de analizar los precios de INC son excluidas ventas de nuda propiedad, padrones indivisos, remates, etc. que distorsionan los valores de mercado actuales.
Durante el 2015 fueron ofrecidas al INC unas 65.000 hectáreas de campo. “Teniendo en cuenta estas consideraciones, el precio promedio de las operaciones fue de US$ 4.858 la hectárea para el primer semestre y de US$ 3.628 para el segundo; estos datos no pueden ser tomados como promedio para todo el país ya que las ventas analizadas representan menos del 0,5% de la superficie de Uruguay. Otro aspecto a destacar es la forma de pago de las operaciones, donde se vislumbran operaciones con un porcentaje de pago al contado y el saldo a crédito”, comentaron Clement y Fossati.

PRECIOS. El mapa contiene el precio de las ventas analizadas por Agroclaro y consideradas como referencias de lo ocurrido en 2015. El precio mínimo fue por un campo forestal en Cerro Largo, con índice Coneat 60, por US$ 2.450 la hectárea. En el otro extremo se encuentra un campo agrícola en Colonia, Coneat 188, con destacada ubicación, a US$ 12.000 la hectárea.
Recordaron los profesionales que si bien el índice Coneat es una excelente herramienta para describir los campos, presenta como principales limitantes que subestima los campos con aptitud arrocera y forestal. La clasificación Coneat se realizó cuando estas actividades no eran relevantes en Uruguay. Es así que varios suelos del grupo Coneat 3 de las zonas bajas del este del país tienen índices en el eje de 60 a 80 pero cuentan con alta productividad en sistemas de arroz en rotación con pasturas. Algo similar ocurre con los suelos formados sobre las areniscas de Tacuarembó (grupo 7) y los suelos 9.1 que presentan una importante demanda para forestación.
A modo ilustrativo, los campos vendidos tuvieron índices Coneat promedio entre 44 y 190, siendo el promedio del país 100. La operación que incluyó mayor área fue la adquisición de un grupo de campos que totalizaba 6.936 hectáreas, seguido por una estancia agrícola ganadera de 6.261 hectáreas en el centro del país. Los campos de menor escala fueron de 370 y 442 hectáreas y corresponden a establecimientos agrícolas en Río Negro y Soriano, respectivamente.
Durante 2015 no hubo ofrecimientos de campos de Maldonado ni Montevideo. En tanto en Rocha hubo solamente uno mientras que en Flores existieron cuatro y en Río Negro seis. Uno de los últimos ofrecimientos incluye dos operaciones relacionadas entre sí, cuya promesa de compraventa se firmaba antes de fin de año. Se trata de un negocio por 1.430 hectáreas forestadas en Cerro Largo y 2.165 hectáreas compuestas por diversos padrones separados geográficamente entre sí en Rivera, Tacuarembó y Cerro Largo.

 

El País

Crece el área plantada y mejora la productividad de nuevas variedades. Si la forestación uruguaya mantiene el actual crecimiento, en las próximas décadas, los niveles de extracción de madera podrían ...
Read: 500
01.09.2018
2017/05/10. Die Konferenz im Ministerium für Verkehr und öffentliche Arbeiten (MTOP) begann sehr früh. Am Mittwoch Abend 3 Minister rief Víctor Rossi gestern früh -für alle sein technisches Team in ...
Read: 746
05.10.2017
The recent report by CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay) confirms that the UPM Fray Bentos mill fulfils the strictest environmental criteria and the operation of the pulp mill does not ...
Read: 658
05.15.2017
A produção florestal no Uruguai, que inclui um milhão de hectares plantados com eucaliptos, gera 25 mil empregos em 1.750 empresas e uma média anual de US$ 1,5 milhão em exportações e 280 milhões de ...
Read: 394
01.10.2018

 

SUSCRIBIRSE AL BOLETIN DE NOTICIAS